4/2/16

In Love

Se acerca el día de San Valentín, así que en este primer RUMS de febrero voy a mostraros un par de costuras amorosas que hice hace tiempo. Dos cojines de corazones que tenemos casi siempre en la cama, porque para qué vamos a limitarlo a un solo día. ¡Aquí vivimos enamorados siempre! jeje...



Se nota que ambos se remontan a mi época patchwork :).
El rojo lo hice juntando todas las telas rojas que encontré por casa en ese momento y cosiéndolas con la técnica log cabin a lo loco. Una ondulina en todo el borde de la costura lateral y listo.
Lleva ya bastante uso y se me están empezando a deshacer las costuras...


El otro cojín tiene una larga historia.
Cuando me dedicaba más al patchwork, un día mi chico me regaló esta explosión de color:


Una caja con no sé cuantos fat quarters, todos de la misma tela lisa en diferentes colores. ¡Ideal para combinar! Para quien no lo sepa, un fat quarter sería una pieza de unos 50 x 55 cm, así que si sumamos, salen bastantes metros. 


Me gustó tanto esa imagen con todos los colores que quería conservarla de alguna manera. Así que me hice ese cojín para estrenar el día de San Valentín de ese año, un corazoncito con cada una de las telas aplicado sobre un fondo liso. Simple y fácil, pero laborioso. 
No tengo mucha paciencia con las labores manuales... y esa se quedó a medias durante mucho mucho tiempo.


Hasta que mi madre se rompió el tobillo de muy mala manera. Y tuvo que estarse varios meses encerrada en casa entre operaciones. Dejando de lado los detalles desagradables... ¿recordáis ese dicho de que no hay mal que por bien no venga? Madre a quien le encanta hacer aplicaciones a mano de repente tiene todo el tiempo del mundo. Hija ve la oportunidad de quitarse esa labor de encima se acuerda de esos corazoncitos y los pasa a mamá para que tenga algo con que entretenerse. Jejeje... En dos días lo tuvo listo y me terminó las puntadas que faltaban, que eran como el 90% de ellas. Viendo las fotos se ve claramente cuáles hice yo: las más horrorosas jaja.
¿Se sigue considerando RUMS si lo haces a medias?
¿Sería muy mala hija si cada vez que me dé pereza terminar algo le rompo las piernas a mi madre? :-D


La semana que viene os enseño lo que cuelga en la pared encima de los cojines, que también es de corazones. ;-)

28 comentaris:

  1. Que cojines mas amorosos! Te admiro por el trabajo que llevan, esto del patchwork no está hecho para mi. El resultado espectacular!

    ResponSuprimeix
  2. jajaja, muy bien aprovechada la lesión de tu madre, pero mejor que no se repita.
    el cojín de corazoncitos me encanta.

    ResponSuprimeix
  3. Me encantan tus cojines! Qué colores más bonitos! Un abrazo.

    ResponSuprimeix
  4. Bueno, bueno tu chico....menudo regalazo... La idea del cojín de corazoncitos es perfecta para "conservar" esa composición de colores de la caja, pero es que además queda bien bonito.
    Y el de forma de corazón, rojote, ¡amoroso total!

    ResponSuprimeix
  5. me encantaan. el que has hecho con colaboración de tu madre es simplemente genial. Yo también tuve mi etapa de patchwork y quilts, pero la verdad es que esa técnica me cansa mucho y si lo hago uno seguido de otro me hace enloquecer ya que es muy monotono, pero los resultados son tan monos que siempre se antoja hacer algo más.
    Qué ganas de ver el quilt que está colgando detrás de los cojines, tiene una pinta estupenda. :)

    ResponSuprimeix
  6. Preciosos!!!
    Qué paciencia tienes!!!
    Me han encantado!!

    ResponSuprimeix
  7. Jajajajaja m'has fet riure amb el comentari de trencar-li les cames a la mami, pobretes mares.. quina santa paciència fer-ho a mà! Està genial!!

    ResponSuprimeix
  8. Jajajajaja m'has fet riure amb el comentari de trencar-li les cames a la mami, pobretes mares.. quina santa paciència fer-ho a mà! Està genial!!

    ResponSuprimeix
  9. Trabajo amoroso, no le partas nada. Si se lo pides amablemente seguro que funciona igual:)
    Tu chico hace unos regalazos, ¿No?

    ResponSuprimeix
  10. jajfjajdjajjajj com he rigut amb la penúltima frase del post.... pobres mares si ens sentissin... M'encanten els dos coixins però com a totes el de les aplicacions m'ha robat el cor (i mai millor dit). M'encanta!

    ResponSuprimeix
  11. Jajaja quin riure! Dit d'aquesta manera fa mooolt riure!
    Estic segura que si li demanes a la mare que t'acavi alguns coixins es quedarà una setmana sense dormir per no haver de tornar a passar pel calvari de l'any passat.
    Els dos coixins presiosos!

    ResponSuprimeix
  12. Me encantan !!! Son amorosos total y además vaya trabajazo más bonito y costoso yo también te admiro por el trabajo esta genial!!!

    ResponSuprimeix
  13. Me ha encantado! Muy buena idea el colorido sobre fondo oscuro. Me he reido mucho! La ayuda siempre viene bien, antes d romper nada pideselo q te puedes guardar la rotura d piernas guardatelo como segunda opción, te ahorrarías tiempo. Ja ja ja

    ResponSuprimeix
  14. Me ha encantado! Muy buena idea el colorido sobre fondo oscuro. Me he reido mucho! La ayuda siempre viene bien, antes d romper nada pideselo q te puedes guardar la rotura d piernas guardatelo como segunda opción, te ahorrarías tiempo. Ja ja ja

    ResponSuprimeix
  15. Me parto con tu texto!!!cuanto amor !!!!! Y amor de madre!!! Que cojines mas monos!

    ResponSuprimeix
  16. Bellos ambos cojines, pero me encanta el de corazoncitos !!!

    ResponSuprimeix
  17. Ambos están hermosos, me inclino por el de corazoncitos, aunque no haya sido en el mejor momento de tu madre, tiene detrás dos hermosas historias!!!

    ResponSuprimeix
  18. Jajaja. ¡Vaya derroche de amor! El cojín de los corazones pequeñitos es una auténtica monería. Eso es paciencia y lo demás son tonterías, aunque haya sido un trabajo compartido.

    ResponSuprimeix
  19. jajaja, me encantan. Benditas madres!!

    ResponSuprimeix
  20. Ostres Vanessa! Quina currada!! Es una pasada! M'encanta!!!!!!

    ResponSuprimeix
  21. Que viva el amor!!
    Me encantan los dos, y qué montonazo de telitas de colores, uohhhh!!

    ResponSuprimeix
  22. ¡Qué preciosidad y menudo currazo! Me gustan muchísimo los dos :)

    (Y qué suerte que tu madre te pueda ayudar, la mía no cose ni un botón)

    ResponSuprimeix
  23. Veig que va de coixins al teu blog també!! jejejee
    Molt amorosos! I quin curro!
    La història del de colors em recorda un puzzle que vaig tenir teeeemps i teeeemps sense acabar, fins que em vaig trencar la ròtula! jajaja

    ResponSuprimeix
  24. Madre no hay más q una! Jajjajajajjaj! Muy bonitos los dos!

    ResponSuprimeix
  25. Madre no hay más q una! Jajjajajajjaj! Muy bonitos los dos!

    ResponSuprimeix